15 mayo 2006

Pucela on Tour

Aunque por turnos, le tocaría postear a Michele, como el alcohol y su memoria son incompatibles (en realidad el alcohol y toda Michele son incompatibles), sus voy a relatar la crónica de nuestro viaje a Pucela este finde, en lo que han sido nuestros primeros bolos por Jespaña.

Viernes 12 de mayo

20:00 Después de viciarse un rato con el Soulcalibur II, Romy y Cucarachita salen con rumbo a Chuecabanchel para recoger a Michele y tomar dirección a Pucela, para conocer mundo. La madre de Michele (también conocida como la suegra de Romy) nos augura un feliz viaje, preguntándole a Michele el modelo, color y matrícula de Cucarachita "por si pasa algo" ¬¬

21:30 Romy decide tomar el camino largo e irse por la nacional en vez de por la autopista de peaje, para ver si así consigue no comerse el atasco del tunel de Guadarrama. Y lo consigue (bueno, hay algo de retención pero no mucha, pero a cambio tarda como una hora más, por recorrer todos los pueblos de la sierra de Madrid, con sus correspondientes semáforos, y sus correspondientes camiones. Eso sí, el paisaje es muy bonito, con sus arbolitos y sus cositas.

22:00 Volvemos a la autopista entre gritos del nuevo recopilatorio que ha grabado Michele para la ocasión, "Entreteto" (le preguntáis a ella por los detalles), cantando a voces el You Oughta Know.

22:15 Atropello una libélula que me deja el parabrisas hecho unos zorros (bueno, no sólo ella, se une a los mil millones de mosquitos que me he llevado por el camino - Cucarachita da verdadero asco).

23:00 En nada de tiempo, entramos en Valladolid, asombradas de que hasta ahora no nos hemos perdido.


Sábado 13 de mayo

0:00 Llevamos una hora dando vueltas por Valladolid. Hemos cruzado el Pisuerga cinco veces, y ya por fin aparcamos en un sitio que resulta estar atomalpolculo de donde hemos quedado. Nuestras anfitrionas, Phoebe y Ester se asombran de nuestra pardez y se montan con cierta carilla de pánico en Cucarachita, para guiarnos al barrio de Phoebe, que no es zona azul y aparcar es gratix.

01:00 Subimos los trastos a casa de Phoebe, nos tomamos un par de chupitos de ron-miel para celebrarlo y salimos dispuestas a conocer el ambiente pucelano. Primera parada, un bar del que no recuerdo el nombre (y no es que ya fuera borracha, es que tengo memoria de pez) en el que curra Carola. Nos tomamos un par de cubatises y una piruleta y vamos camino del Liber.

03:00 El Liber mola, es como el Longplay en sus buenos tiempos, sólo que más pequeñito y entrañable. Conocemos a Antares (aunque Michele sólo recuerda que la conoció, que le pareció muy maja... y nada más - Michele ya iba bastante borracha). Nos echamos un par de cubatillas más y unos cubatas. Romy "liga" con una tía de unos cuarenta y... hasta que Phoebe la rescata agarrándola del cuello diciéndole "Ande vas golosonaaaaaaaa" (Phoebe, te estaré eternamente agradecida por eso :3) Y así, entre bailes y con la mirada fija en el programa de teletienda que están poniendo en los televisores de la discoteca, encienden las luces (al menos tienen la decencia de no ponernos la música de los lunnis), gesto universal de "Iros-ya-a-vuestra-puta-casa-que-tenemos-que-chapar".

04:00 Nos tiramos un rato sentadas en la puerta del Liber decidiendo cuál será la siguiente parada, que resulta ser una discoteca (de la que tampoco recuerdo el nombre, estoy chocha). Antares y María nos dejan para irse a casita, y el resto nos vamos a la disco. Nos echamos unos bailes y la consumición de la entrada. Michele entra en modo balbuceante y yo en modo mirada lujuriosa. Cuando encienden las luces porque el garito tenía que cerrar, se me arrima un pavo para preguntarme (a mí!) que adónde vamos. Awinipeich, que es demasiado buena, empieza a darle opciones de sitios. Carola la corta y nos vamos fuera.

06:30 Hacemos el ganso un rato por la calle hasta que la compañía se disgrega, no sin antes quedar para cenar el día siguiente (bueno, más bien unas horas más tarde). Las okupas (quicir, Romy y Michele), se quedan con Phoebe, okupando su cama, así que vamos para su casita, perdiendo una chapa de cocacola de Egipto por el camino.

07:30 Nos quedamos en la cama de Phoebe las tres (Romy, Michele y Phoebe) de charleta.

11:00 Decidimos que ya está bien de cháchara y nos vamos a dormir un rato. La pobre Phoebe se va al sofa y Michele y yo nos quedamos en la cama (pero sin meternos mano ni nada, porque Michele es una estrecha xD).

16:00 Entre gruñidos varios, Michele y yo nos despertamos, y aunque yo quiero seguir durmiendo, la cara entre resacosa y amenazante de Michele me sugiere que en realidad no tengo tantas ganas (¡_¡) *Cari, cuando estás de resaca eres una rancia xDDD* Nos vamos al comedor donde está Phoebe viendo la tele a hacerla compañía y a beber awita para la resaca.

17:00 Comemos unos tallarines, nos quedamos viendo una película absurda sobre un niño burbuja y cuando por fin conseguimos mover el culo, nos vamos a un ciber a conectarnos porque Phoebe quiere hablar con su nena (y Michele y yo la hacemos compañía porque somos así de frikis).

19:00 Damos una pequeña vueltecilia por Valladolid, por la zona de la catedral (que nos recuerda mucho a casita porque está todo en obras) y entramos a La Española, un bar chiquitito pero muy cuco, a tomarnos unos tornillos (chupitos de ron-miel con nata) para empezar la tarde-noche con buen pie.

21:00 Nos juntamos con Carola y Ester y decidimos cenar una konopizza (mini-ensalada para Carola) en la calle. Además de camino a casa de Phoebe pillamos unas cervezas.

23:00 Hacemos turnos para ducharnos Michele, Phoebe y yo, y mientras nos vamos tomando las cervezas y nos fumamos un porrete. Para cuando queremos salir, Romy ya va un poco bastante afectada y Michele ha empalmado una resaca con otra, así que la cronología no va a estar muy clara a partir de ahora.


Domingo, 14 de mayo

01:00? Vamos al garito donde curra Carola, que está con los ojos pequeñitos por las cervezas y el porro, a saludar y a tomarnos algo. Allí recogemos a Ester y a otro amigo, nos cruzamos con Antares que estaba de cumple, y nos vamos otra vez al Liber.

03:00? El Liber está hasta la bandera. Nos movemos entre el piso de abajo, que es de chunda-chunda y el de arriba, que es más de pachangueo, y después de un rato (no recuerdo muy bien cómo fue, pero supongo que no hice nada indecente o me lo habrían recordado) nos vamos a otro garito.

04:00? En el Mocco, que es una discoteca superchula con unas lámparas muy originales hechas a base de botellas de sprite vacías, nos tomamos otra (Heineken pa mí, que me apetece pensar en verde, o pensar en cualquier caso) y nos vamos a otro cuando parece que van a cerrar.

05:00? En el camino desafiamos a la autoridad tomándonos un cubata en mitad de la calle (con la policía delante y todo, somos unas macarras). Despedimos (creo) al amigo de éstas y nos vamos al Mal Bicho, que es un garito muy oscuro con música chunda chunda (lo de oscuro puede que fuera porque yo iba en un estado muy lamentable y con los ojos medio cerrados). Le pego un par de caladas a otro peta y bailamos hasta que yo lo hago dormida, y como estoy dando una imagen muy lamentable me preguntan que si nos queremos ir a casa. Yo digo que me da igual pero eso es que me quiero ir (o al menos eso me dicen) así que salimos a la calle a pillar un tasis.

06:00 Llegamos a casa de Phoebe después de dejar a Ester cerca de su casa (y de decirle al tasista tres veces que no parara "la cosa ésa" - también conocida como taxímetro - cuando la dejamos). Llegamos a la casa y esta vez sin charleta, me tiro en la cama y espachurro a Michele contra la pared. Me dice que la deje sitio (esta noche tampoco toca sesión de sexo desenfrenado) y no recuerdo nada más hasta las

11:00 Me despierta un movimiento extraño de la cama y medio abro un ojo para ver a Michele incorporada, doblándose de dolor porque se le ha montado el gemelo (la noche antes se le había montado el otro, parece que es una tradición). Salgo a hacer un pisito y me vuelvo a echar en la cama, que parece que ya está mejor.

13:30 Oigo golpes en la puerta que decido ignorar hasta que alguien me tira una cajetilla de tabaco vacía a la cara ¬¬ Pego un bote y Phoebe nos dice que nos levantemos de una puñetera vez, que nos están esperando para irnos de cañas. Chequeo los sistemas y no hay ni dolor de estómago ni de cabeza, sólo mucha mucha sed. Leda tiene una resaca mortal (y ya van dos).

16:00 Nos tomamos unas cocacolas y/o cañas y/o vinos, con tapitas incluídas, en unos bares muy chulos del centro. En uno de ellos (en el que yo me tomo un café solo con boquerones en vinagre) nos invitan a unos chupitos de orujo de limón. Hay una pequeña confusión con el número de chupitos y al final sobran dos (y Michele que es de Carabanchel, se los toma porque "no los vamos a dejar ahí"). Al resto se nos saltan las lágrimas de la emoción.

17:00 Vamos a la cafetería donde curra Phoebe porque le toca entrar a currar, así que nos despedimos de ella con mucha penilla, dándole mil gracias, y con la promesa de que nos volveremos a ver, como mínimo en el Orgullo.

19:00 Vemos una feria medieval que hay en la plaza del ayuntamiento (nos habíamos hecho fotos horas antes en un cepo, Phoebe y Carola en el escenario durante un "concierto de rock" improvisado, o sea que ya habíamos hecho el ganso bastante). Como ya se va haciendo tardecillo, nos acompañan al coche para que cojamos el camino a Madrid. Nos despedimos de todas (incluída Phoebe a voces desde la calle otra vez) y nos vamos con la amenaza de volver.

19:30 Sorprendentemente, no nos perdemos al salir de Pucela. Pillamos la autopista y en un pispás

21:30 Llegamos a Chuecabanchel, dejo a Michele en su casita sana y salva (espero haber ganado muchos puntos por esto por parte de mi suegra) y me voy a mi propio hogar.

Ahora le cedo la palabra a Michele, que se lo tendrá que currar con sus comentarios, así que yo me repanchingaré hasta que ella escriba las próximas entradas (perra soy, señor xDDD)

7 comentarios:

orbit dijo...

Una santa Phoebe....
como si la viera: con una mano separando dedito a dedito las garras de Zupe d la respetable mujer-mayor y con la otra sujetando a Leda para q no se rompiese los morros contra el suelo.
Una santa Phoebe...


PD:
Esas jornadas resacosas de cafeses sólos con boquerones en vinagre, son lo más.

Lithium dijo...

Sólo puedo decir

xDDDDDDDDDD

Romy dijo...

orbit que no... que fue una situación de "de janter an de jantid" en la que la presa era yo... :3

¿Es que no os doy pena? (¡_¡)

Pd: Totalmente de acuerdo, es una santa xD

Michele dijo...

Amos a ver, por partes:

1.- Tengo una laguna de un par de horas desde que conocí a antares hasta que llegamos a casa de phoebe, Romy gracias por recordármelo.

2.- Las pucelanas se han llevado una imagen muy limitada de mí porque solo me a visto en dos aspectos de mi vida: etílica y resacosa

3.- Phoebe se ha ganado el cielo con nosotras nos

4.- Romy, no has contado lo de las bragas xDDDDDDDDDD

5.- En cuanto se me ocurran más cosas las pongo

6.- El siguiente lo escribo yo

7.- Creo que sigo de resaca

Romy dijo...

¡¡Cuenta lo de las bragas!! xDDD

laola dijo...

Mientras todas esperamos con impaciencia la historieta bragueril, aquí una que se declara fan absoluta de vuestro blog etílico-humorístico. Nada mejor pa levantar el espíritu en esos días en los que te alegras taaaantoooo de ser mujer, que una fugaz (o profunda) incursión en el maravilloso mundo de Romy y Michelle. ¡Gracias niñas, sois especiales!

x,k!

Anónimo dijo...

Excellent, love it!
» » »